Dicas rápidas Ver todos los tips
Opinión destacada

Una vieja casona ubicada en la Cra 1 a # 12b-12 es un sitio que le hace honor a la famosa leyenda del Gato Gris en la Candelaria. Cuenta la historia que una pareja de esposos vivía en esta casa y la mujer siempre acostumbraba a sentarse en el balcón un largo rato a acariciar un enorme gato gris. De repente un día conoció a un viajero que todos los días pasaba pro la casa y al parecer se fue con él. Nunca se volvió a saber nada de ellos y la gente del sector sólo recuerda las rondas matutinas del gato gris en el tejado de la casa, añorando melancólico las caricias de la dama.

Este sitio de dos pisos y de ambiente acogedor te transporta a una época colonial. Ofrece una variada carta de cocteles, vinos y tragos, comida como crepes y picadas, y los precios varían entre $15.000 y $40.000.También tiene una terraza para los fumadores.

El Gato gris ofrece música en vivo todos los días para ambientar el sitio. Los domingos lunes y martes hay Jazz, los miércoles música de plancha y los jueves, viernes y sábados hay música de mundo.

Su decoración es muy rústica y te sientes como en casa. Afuera las paredes blancas u una puerta de madera en un pequeño callejón, te transporta a otra época.
avaliações recomendadas
   
Selecione uma nota
Compartilhar experiências reais é nosso objetivo. São filtradas resenhas spam, ofensivas, que não se refiram ao local ou que sejam/pareçam resultado de conflito de interesse.

Un ambiente bastante agradable, excelente música, bonita decoración muy bien ubicado en la zona de la candelaria, da la sensación de ser un lugar privado.
La carta es limitada pero muy bien seleccionada, una amplia variedad de vinos debo decir.
Precio: U$45 por una cena para 2 personas

Una vieja casona ubicada en la Cra 1 a # 12b-12 es un sitio que le hace honor a la famosa leyenda del Gato Gris en la Candelaria. Cuenta la historia que una pareja de esposos vivía en esta casa y la mujer siempre acostumbraba a sentarse en el balcón un largo rato a acariciar un enorme gato gris. De repente un día conoció a un viajero que todos los días pasaba pro la casa y al parecer se fue con él. Nunca se volvió a saber nada de ellos y la gente del sector sólo recuerda las rondas matutinas del gato gris en el tejado de la casa, añorando melancólico las caricias de la dama.

Este sitio de dos pisos y de ambiente acogedor te transporta a una época colonial. Ofrece una variada carta de cocteles, vinos y tragos, comida como crepes y picadas, y los precios varían entre $15.000 y $40.000.También tiene una terraza para los fumadores.

El Gato gris ofrece música en vivo todos los días para ambientar el sitio. Los domingos lunes y martes hay Jazz, los miércoles música de plancha y los jueves, viernes y sábados hay música de mundo.

Su decoración es muy rústica y te sientes como en casa. Afuera las paredes blancas u una puerta de madera en un pequeño callejón, te transporta a otra época.

Es un lugar acogedor, la música en vivo muy buena, la carta es interesantes, platos variados, la comida estuvo deliciosa; fui a celebrar un aniversario y la decoración estuvo acorde al momento. Ahora, mi único comentario negativo se basa en el servicio recibido: la mesera que nos atendió era nueva, no conocía los componentes del plato, me cambió un plato por otro a pesar que lo anotó. La comida no tuvo problemas, porque a pesar del cambió estuvo rica. Otro punto negativo fue la demora, se les nota un poco enredados en el servicio.
Exibindo 14 opiniões | Total de 88 opiniões
¿Conoces El Gato Gris? ¡Escribe una opinión! ¡Da tu nota! Nota general
Mira las estrellas y después evalúa

Opinión
Para enviar fotos o rellena los campos adicionales, haz (no perderás lo que escribiste)

Baja gratis el app de el Kekanto Escoja su plataforma: